//
estás leyendo...
BDS, Oriente Próximo, Palestina e Israel

La desobediencia de las víctimas y la venganza colona

La espiral de violencia desencadenada en las últimas semanas como consecuencia de la ocupación y con la excusa del secuestro y posterior asesinato de los tres jóvenes colonos judíos, parece haber abierto el melón de una tercera intifada, un nuevo ataque masivo contra Gaza, una posible ruptura del gobierno de unidad nacional palestinos e incluso la irrupción de grupos salafistas radicales dentro de la Cisjordania ocupada.

Desde que hace un par de días se encontraran a los tres colonos sin vida en unas cuevas cerca de la ciudad palestina de Hebrón, nos preguntamos cómo una democracia como se le considera a Israel identifica a dos personas como los autores del secuestro y en vez de realizar un juicio, directamente, se toman la justicia por su mano, derriban sus casas y detienen a toda su famlia. Además, emprenden un castigo colectivo a toda la sociedad palestina en Cisjordania y en Gaza en clara violación del IV Convención de Ginebra que dice que el castigo colectivo supone un crímen de guerra. Nos sorprende como en Israel la respuesta a un crimen no es un juicio a los culpables, sino bombardeos a la población civil palestina. Esto es un crimen de guerra y está sucediendo ahora mismo en Palestina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la sociedad israelí, pero también en buena parte de los gobiernos occidentales y de los medios de comunicación, no solo no hablan o no han hablado de lo más de 600 jóvenes que han sido encarcelados y los nueve palestinos (entre ellos varios niños) que han sido asesinados por Israel durante la búsqueda de los tres colonos, si no que están repitiendo lo que dice el gobierno de Netanyahu: y es que éstas acciones justifican la ocupación, cuando en realidad, esto es a causa de la ocupación. Es por la ocupación y por tanto es en gran parte responsabialidad del gobierno de Israel la muerte de los tres menores israelíes, no solo por que este sucedienra en zona C, donde Israel controla la administración y la seguridad, sino también por que es el Estado sionista el arquitecto de la política colonial que utiliza a civiles israelíes como instrumento de anexión territorial.

flickr-3488872844-hd

Las últimas noticias apuntan a que un cámara y un periodista han sido tiroteados en el campo de refugiados de Shuafat, en Jerusalén Éste y varios niños han sufrido intentos de secuestro por parte de colonos fuertemente armados. Uno de ellos, en Jerusalén, ha sido encontrado muerto esta mañana en lo que parece que ha sido un crímen de venganza. Tenía 16 años. Su nombre, Muhammad Hussein Abu Khdeir, no aparecerá en los medios de comunicación como los otros 10 asesinados durante la búsqueda de los tres colonos de los que sabemos todo; excepto el porqué de su presencia en la Palestina ocupada.

Por otra parte, sorprende ver la escasa empatía de la prensa progresista israelí con las víctimas palestinas. En su edición en inglés (mucho más laxa que la hebrea) el diario israelí considerado progesista Haaretz publicaba esta noticia: “Los palestinos reaccionan con indiferencia ante la muerte de los tres jóvenes” ¿Cómo reacciona la sociedad israelí ante el secuestro de más de 600 jóvenes? ¿Ante el Muro de Anexión y Apartheid? ¿Ante el asesinato de cientos y cientos de palestinos? ¿Ante el bloqueo inhumano de Gaza, sus bombardeos y saqueo? ¿Ante el secuestro y asesinato de Muhammad Hussein en un acto de venganza? No son buenos tiempos para la lírica, pero mucho menos para la retórica.

La ONU ha pedido a Netanyahu que se abstenga de actos de venganza, también oenegés israelíes como B’tselem han pedido contención. De la misma forma, Naciones Unida ha solicitado al gobierno israelí que presente pruebas de la autoría del secuestro contra Hamás. ¿Por qué?

Si algo nos llama la atención es que Hamás y los grupos que apoyan a la formación política en Cisjordania se desmarcaran en varias ocasiones del secuestro, cuando esto suele ser motivo de orgullo y una oportunidad de canje para los miles de palestinos en prisiones israelíes. Antes de proseguir el castigo a Hamás y, por ende, como entiende el gobierno de Netanyahu, al millón y medio que vive en la Franja, debería de demostrarse si está detrás Hamás, ya que no ha habido pruebas al respecto, de ahí la tibia respuesta (acostumbrados a masacres y genocidios) de Israel contra los palestinos. Según muchas informaciones, se habla que no ha sido Hamas, como apunta el gabinete israelí, sino un grupo islamista salafista radical que marcaría la irrupción de grupos como ISIS en Israel.

¿Qué supondría exculpar a Hamás de este secuestro? ¿Y reconocer la irrupción de grupos yihadistas salafistas como ISIS -Estado Islámico de Iraq y Levante- en el corazón de Cisjordania? ¿Haría parecer el gobierno de unidad palestino una bendición de estabilidad?

Entrada al campo de refugiados de Shuafat

Todo parece apuntar que lo que busca Israel es romper el pacto de unidad aplicando el divide y gobierna que ya hicieron las potencias coloniales, como apunta Ignacio Álvarez-Ossorio en su análisis para La Tarde en 24 horas. Es obvio que Israel busca delegitimar el proceso de unión palestino presionando a Abbas para que rompa con Hamás y forzándolo a declaraciones de apoyo a Israel, que ha reforzado aún más si cabe, su carácter de títere, ante la ciudadanía palestina.

Sin embargo, en lo que podríamos denominar como un ejercicio de desobediencia de Mahmud Abbas a Israel, el acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional en Palestina después de 7 años de divisón, demandado por la sociedad civil palestina y que ha sido rápidamente reconocido por la Unión Europea e incluso por los EE.UU., pende ahora, de un hilo que solo Abbas puede mantener.

La firma de los acuerdos para formar el gobierno de unidad, sacó de sus casillas al ejecutivo de Netanyahu, acostumbrado a marcar los ritmos de la política palestina. El secuestro, búsqueda y posterior ataque a Hamás parece haberse orquestado a fuego lento durante semanas. Una operación para golpear nuevamente el tablero de juego e imponer las reglas de la ocupación.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.941 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: