//
estás leyendo...
Indignado, Uncategorized

Podemos mover ficha… y movieron la silla

La historia mediática de la iniciativa ciudadana Podemos lleva impresa el sello del 15M. La imposición del silencio criminal del 15M desde sus inicios, solo rota por la incursión en los debates mediáticos previos al surgimiento de la formación política de Pablo Iglesias, hizo de la invisibilidad del movimiento de la gente, su arma más poderosa. Tanto al inicio como la posterior cobertura del 15M en los medios generalistas, con la consiguiente criminalización del movimiento, lleva a Podemos a una historia ya enseñada, ya conocida. Algo que la memoria les ha enseñado a combatir.

Los debates a dos, la imposición de estrictas reglas electorales, la irrupción de los partidos en el quehacer diario del periodismo, ha hecho que mucha gente ni supiera, ni se esperara que el tío de la coleta se presentara a las elecciones, más allá del electorado más joven que se mueve por las redes sociales que tejió el 15M, incluso, fuera de nuestras fronteras.

Y es precisamente de estas redes de las que se alimenta Podemos. La formación de Iglesias, se apoya en las estructuras que crearon el 15M al igual que estas sirvieron para las mareas y estas, para las marchas de la dignidad y todas las plataformas y movimientos ciudadanos. Una transformación del movimiento que va desde el grito de “no nos representan” a la okupación de los estamentos del sistema, a través de la creación de partidos políticos.

Una verdadera transformación que lleva el sello pacífico y noviolento de la rebeldía de las plazas que ni Izquierda Unida ni tan siquiera los partidos más directamente conectados con el 15M como el Partido X han sabido transformar en un apoyo unitario. Muchas de las personas que lanzaron el 15M a las calles y que se sumaron a las plazas y mareas estaban recogiendo dinero con las huchas y venta de camisetas en los mítines y círculos de Podemos. Las mismas caras, nuevas formas, lo que enseña que el movimiento sigue vivo y en constante transformación.

Pudieron mover ficha y han hecho que muchos se remuevan en sus sillones. Incluso a muchos les ha movido la silla, como a Rubalcaba. Pero también a mucha militancia que ha visto en Podemos la oportunidad de moverse a la izquierda sin caer en la la formación acartonada que lidera Cayo Lara y que eligió a Willy Meyer… de nuevo para encabezar unas europeas.

Lejos de análisis cuantitativos metodológicos: http://www.eldiario.es/piedrasdepapel/voto-Podemos-graficos_6_264983501.html la formación que surge de Izquierda Anticapitalista y que encabeza el profesor Pablo Iglesias, ha hecho que mucha gente se mueva de sus casas para ir a votar que en otro escenario no lo habría hecho. Gente insatisfecha con los partidos mayoritarios que de no existir dicha opción se habrían quedado en casa decidieron acudir a las urnas con la foto del candidato en el sobre.

Pero no solo ha movido a posibles votantes de Izquierda Unida, sino también a votantes del PSOE que han visto una opción en Podemos sin tener que pasar por el aro de IU. Votantes no tradicionales del Partido Popular también han apostado por Podemos, que tras un largo periplo entre PSOE y PP, y en un ejercicio de desapego y desesperanza por el sistema de partidos que vendió estabilidad democrática tras el franquismo (Bipartidismo), acabó depositando un voto de esperanza, de ilusión.

Y es precisamente, como apuntaba en febrero en este post, la esperanza y la generación de ilusión, el mayor de sus logros.

Sin embargo, no se trata de ninguna fórmula mágica, sino de algo que no han querido tocar los demás partidos esperando que ese ánimo de poder cambiar las cosas se diluyeran y los ciudadanos claudicaran y agacharan la cabeza asumiendo que no existía alternativa u otro modo de hacer política.

En dos días han cambiado el silencio sobre la formación (como ya ocurrió durante la gestación e irrupción del 15M) al ataque frontal: de forma idéntica. Cabe esperarse que el tratamiento y la criminalización de Podemos pase por los mismas vías que el tren de la indignación cruzó, sin detenerse.

No es que lo demás partidos, como IU, no supieran leer la indignación del 15M. Simplemente no querían mover ficha y diluirse, perdiendo el control de la formación, en especial su cúpula de dirigentes y un Partido Comunista que ahora ve como Podemos asalta la plaza pública de la mano de la participación, la transparencia y el apoyo ciudadano.

La irrupción de Podemos ha desatado muchos análisis y ha provocado que los medios, inexcusablemente hablen de ellos.  Me consta que el espacio mediático que están ocupando ha hecho que muchas personas se arrepintieran de no ir a votar, de votar nulo o en blanco o de votar a formaciones distintas. Si las elecciones se realizaran ahora, probablemente Podemos superaría a Izquierda Unida de manera abrumadora. Es momento para IU de mover ficha y mover la silla a muchos en su cúpula. Podemos esperar una izquierda dividia a la portuguesa o una Izquierda unida a lo Syriza en Grecia. Todo dependerá de la fuerza de la militancia para mover la silla a los dirigentes de IU.

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Podemos mover ficha… y movieron la silla

  1. Reblogueó esto en Raciozinando.

    Publicado por 7 | 31/05/2014, 19:55

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Escombrera PSOE | Demasiadas palabras - 02/06/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.941 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: