//
estás leyendo...
Andalucía, Indignado

Efecto disuasorio

En mitad de un final de semana laboral extraño: entre la satisfacción de ver a Bárcenas en prisión y a Rajoy en apuros en una jornada que iba a ser “histórica” para el bipartidismo y que finalmente ha sido deslumbrada por el todopoderoso ex-tesorero del PP, aparece una noticia como ésta: El Gobierno recurre ante el Constitucional el decreto andaluz antidesahucios 

Una sensación extraña entre la “ilusión de justicia” en este país provocado por el juez instructor del Caso Bárcenas, una peregrinación mendiga en Europa para los “pobres españoles” por una ínfima parte del dinero destinado a la banca (lo que ha supuesto la constatación de los intereses comunes del binomio PP-PSOE en el mantenimiento del sistema actual) y el carácter desafiante del gobierno de Madrid por una medida de justicia.

Nuevas-acciones-de-la-Plataforma-de-Afectados-por-la-Hipoteca-PAH-en-Valencia-300x236

Este recursos tiene dos lecturas. Por una lado la de frenar el intervencionismo del Estado en la economía, respondiendo así a intereses espurios, por otro el de intentar frenar el carácter ejemplarizante del decreto andaluz, por mucho que la utilidad del mismo sea francamente escasa.

Las presiones recibidas por Europa han sido notorias tras la aprobación del decreto, que viene a constatar la presión ejercida por el sistema bancario e inmobiliario en nuestro país para con este Decreto. Pero dado que la medida está realizada con unas limitaciones notables (como máximo beneficiará a 700 familias,  y en la actualidad no alcanzan la decena) esta medida del Gobierno central busca realizar un “efecto disuasorio”, sobre todo tras el anuncio de Navarra de sumarse a la iniciativa.

Personalmente me deja perplejo la cara dura de nuestros gobernante para decirnos a la cara que, pese a todo, no piensan torcer el brazo de la avaricia y la acumulación. Que ellos, nos pueden exigir sacrificios, pero que no piensan tolerarlos en su propia esfera. Que pese a quien le pese, la economía está por encima de los derechos y la dignidad humanas, que si existe algún riesgo, este no debe asumirlo simples cuentas especulativas llenas de ceros que bajarían unos cuantos ceros, que este riesgo han de asumirlo los ciudadanos de a pie a través de una merma en su calidad de vida, su salud, su educación o su dignidad.

Pero lo más torpe de todo esto ha sido, como siempre, el papel del Gobierno del Reino de España. En palabras de su vicepresidenta, la norma andaluza atenta contra el derecho de vivienda y el principio de igualdad.

54

Esto supone, una vez más, un insulto a la inteligencia. Y aquí me acuerdo de que las medidas realizadas por el gobierno hasta la fecha han venido, de forma eufemísticamente criminal a asegurar “el derecho de acceso a la justicia” a través de tasas de acceso, de garantizar la igualdad en la educación “a través de la realización de una penalización a las clases humildes a través de elevadas tasas universitarias” o de discriminación racista en lo que muchos organismos internacionales han denominado “apartheid sanitario”.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Efecto disuasorio

  1. Una vez más te felicito. Estupendo artículo!

    Publicado por cristinarcs | 06/07/2013, 21:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.941 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: