//
estás leyendo...
Andalucía

No me ha gustado

No me ha gustado. El Día de Andalucía ha transcurrido entre un clima político de desconexiones, complejidades políticas entre la izquierda y la estrategia indescifrable de los sindicatos mayoritarios. No me ha gustado. No me ha gustado que todos los que acudían a la manifestación portaran banderas. No me ha gustado que a la bandera andaluza de plástico transparente se añadieran las siglas de IU, CCOO, UGT o PSOE, como he podido ver hoy en Málaga. No me han gustado otras cosas (como la idoneidad de UPyD de colocar una mesa de firmas y repartir octavillas con su ambiguo ideario de extremocentro a la entrada de calle Larios). No me gusta que el lugar elegido para terminar haya sido en la plaza de la Constitución con un gran banderón del estado español. Una imagen irónica la de esta plaza inundado de pequeñas banderas andaluzas dominada por una gran bandera española. Irónica.

Pero lo que menos me ha gustado, ha sido el discurso de los líderes sindicales, que han aprovechado la ocasión para arremeter contra las políticas del PP central y, en menor medida de los conservadores andaluces. Sólo arremeter contra ellos. No contra el discurso único, no sobre las alternativas, sino solo en marcar la diferencia entre la derecha, la que está en el gobierno de España y la izquierda, la que está en el Palacio de San Telmo. ¿No es eso trabajo de las formaciones políticas que se presentan a las elecciones? ¿No es trabajo de los sindicatos criticar las medidas en contra del bienestar social y los derechos de los trabajadores, sean estos de uno u otro color político, tengan las ideas que tengan? El discurso que ha adoptado Canal Sur durante el acto de celebración en el Parlamento andaluz cuando referenciaban las manifestaciones exteriores, ha sido el mismo: “existen dos manifestaciones, una convocada por los sindicatos mayoritarios a los que se sumarán miembros del ejecutivo andaluz, entre ellos algunos parlamentarios de IU y otra alternativa que la forman el SAT y diversas organizaciones sociales”, decían, y continuaban “todas en contra de los recortes del gobierno central”. No haremos comentarios a ésta visión parcial.

¿Y los recortes del gobierno de la Junta? ¿Acaso no han recortado casi todo el presupuesto en Cooperación Internacional?, ¿acaso no han prescindido de los interinos y despedido a miles de profesores de la enseñanza pública?, ¿acaso están los sindicatos y la izquierda andaluza tan ciega que se encomienda a la Junta como adalid del frente alternativo frente al gobierno central, sin atisbo de crítica alguno?

No me ha gustado. No me ha gustado tampoco que los sindicatos se negaran a sentarse a hablar sobre el  Pacto de Andalucía hasta que esta no se concrete más (me parece buena estrategia) y al mismo tiempo escuchara a un sindicalista en Málaga “pedir un aplauso a la Junta de Andalucía” (literal) por su valentía para salvaguardar el bienestar de los y las andaluces. Deberían de apercibir los escasos aplausos que recogieron con esta petición como un toque de atención. 

En definitiva, no me ha gustado que los sindicatos mayoritarios hayan utilizado el Día de Andalucía para pedir “tierra y libertad” al gobierno central y a la vez construir un muro de protección a la Junta de Andalucía, pidiendo un apoyo incondicional al gobierno andaluz.

Me gusta sin embargo que se haya saldado una deuda histórica con Manuel José García Caparrós.  Me gusta también que los y las andaluces den una oportunidad a un gobierno de izquierdas de lanzar iniciativas alternativas al camino marcado por toda Europa de austeridad y sufrimiento. Pero no nos equivoquemos. Dar una carta en blanca a este u otro gobierno es un error en el que no debemos caer. La confianza en nuestro gobernantes solo se demostrará una vez hayan terminado su mandato y cumplido sus promesas. Por ahora, la actuación del actual gobierno de la Junta se caracteriza más, como el de Rajoy, en promesas incumplidas y recortes en la sombra.

Que los sindicatos y la izquierda andaluza los oculten, no los hace más que cómplices de lo que critican.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “No me ha gustado

  1. Fantástica reflexión. por mi parte lo he pasao currando, pero siempre he celebrao el 4 de diciembre jejeje eso sí tu pueblo por capital! me imagino que anoche tampoco estuviste en marinaleda, hubiera cambiao la perspectiva del día de hoy jeje. seguire tu blog! un abrazo

    Publicado por Parra | 28/02/2013, 22:37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.941 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: