//
estás leyendo...
Indignado

España viola el derecho de sus ciudadanos a hacer huelga

Hoy hay muchas personas en España y el sur de Europa que quieren trabajar y no pueden. Otras que tienen trabajo y hacen huelga en solidaridad con los que no pueden… Y otros que quieren hacer huelga y no pueden ¿porqué? ¿No es la Huelga un derecho “fundamental”, como ha dicho hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos?

Entre los motivos que violan éste derecho “fundamental” , a saber, más importante que los derechos que no son fundamentales, están:

  1. Penalización: Las rebajas a fin de mes para el trabajador que tenía que ir a trabajar y decidió sumarse a la huelga y no ir a trabajar, son cuantiosas. Más en un país en el que el sueldo medio de un trabajador medio, apenas alcanza los 1.000 euros. Un ejemplo: un trabajador de la hostelería puede cobrar unos 1.000 euros y verse con una quita de 90 € por haber secundado la huelga. ¿no debería ser proporcional a los días trabajados? 90€ supone casi un 10% del total del salario a percibir. Esto, más que una consecuencia normal de un día de trabajo no realizado, se trata de una penalización por ejercer un derecho “fundamental”, recuerden. Por lo tanto, podemos afirmar que se penaliza económicamente el ejercicio de un derecho fundamental en nuestro país.
  2. Salarios bajos: El crecimiento durante la época de bonanza está claro que fue desigual según el sector social en el que se estuviera durante tan añorado momento histórico. La mayoría de los salarios, lejos de nutrirse de las grandes masas de riqueza que se producían en la España del boom, fruto de la especulación más que de la producción, se estancaban por debajo de la media europea. Hace años, cuando la vida era “algo más barata” ser mileurista suponía vivir al límite. Hoy día, con los precios de productos básicos, cultura, transportes y servicios domésticos como luz, agua e Internet en claro ascenso, y cuando se parece necesitar más para vivir dignamente, ser mileurista significa pertenecer a una clase “privilegiada”. La mayoría de personas licenciadas y diplomadas que trabajan hoy día en muchas industrias y sectores económicos españoles no superan los 700 u 800 euros al mes. Salarios propios de países en vías de desarrollo, donde la explotación y las condiciones laborales indignas están a la orden del día. La imposibilidad de afrontar quitas del salario por la huelga de hasta un 10% dificulta y amedrenta a aquellos que quieren y no pueden permitirse hacer huelga.
  3. Reforma laboral: La reforma laboral ha logrado que hacer huelga pase, de ser un derecho para el trabajador, a una herramienta útil por parte del patrón o empresario para poder reducir costes por la vía de los salarios. Por una parte, la temida reforma laboral, cual espada de damocles, manda un mensaje claro al empresario: si usted ha de recortar, reducir o reconfigurar sus gastos para seguir funcionando no se preocupe, la ley le dice por dónde tiene que hacerlo: no haga un plan de ahorro energético, ni de reorganización del trabajo, ni busque mejores asesores, distribuidores, etc…. la ley permite casi sin costo, que esta reducción se realice por la vía de los salarios y la mano de obra. Algo inhumano, al tratarse, no de factores de ahorro meramente técnicos, si no de personas, hombres y mujeres con perspectivas, planes de vida, experiencia, aprendizajes y motivaciones que no son en ningún caso cuantificables y que deben quedar al margen de cualquier tipo de ahorro empresarial. Por otra parte, la reforma laboral facilita enormemente el despido, incluso en el caso, ya no de tener pérdidas si no de ver reducidos sus beneficios, por lo que el libre ejercicio del derecho a la huelga puede suponer y supone, con esta ley laboral, una indefensión del trabajador que se expone a engrosar la lista de los próximos despidos gratuitos del empresario.

    El derecho a la huelga, como cualquier otro derecho, y más éste, recuerden “fundamental”, presupone de la protección del gobierno. Su promoción y garantía.

    Si recordamos: la ley laboral desprotege al trabajador en su libre elección al derecho a la huelga, se le penaliza económicamente si ejerce un derecho (imaginen que por ir a votar te quiten casi un 10% de tu salario) y, para colmo, el gobierno no promociona el ejercicio del libre derecho a realizar una huelga, es más, lo condena. Entonces, ¿se decide libremente el ejercicio de una derecho fundamental como es hacer o no huelga?

    Hoy conozco a muchas personas que quieren hacer huelga y no pueden. Están atemorizados y atemorizadas ante el inmenso poder que éste y el anterior gobierno, a través de sendas reformas laborales, otorgaron al empresario. Un poder casi dictatorial con una humillante desprotección del trabajador. Una reducción del salario por un día de huelga, inasumible para economías domésticas al borde del precipicio. Una penalización que más parece una multa por ejercer un derecho que una medida económica para controlar el abuso de éste derecho. Y, sobre todo, una indefensión generalizada ante el futuro más cercano. La reforma laboral ha supuesto en la picota al trabajador, que acude con miedo al trabajo y ve como el ejercicio de un derecho “fundamental”, es decir “muy importante”, puede suponer engrosar las temidas, alargadas y estancas listas del paro, del que es difícil salir. Así podemos afirmar que en España se viola el derecho a la huelga, al que hay que sumar los derechos de manifestación, comunicación, libre expresión, educación, atención sanitaria, justicia…. De aquellos polvos, estos lodos

    Ahora piensen en todo ésto cuando oigan que el paro no ha sido secundado por mucha gente. Piensen también si los derechos, además de tenerlos escritos sobre el papel, deben de apoyar, promocionarse, impulsarse y garantizarse y poder ejercerse sin miedo. Por que ejercer un derecho con miedo, supone que éste no es tal, sino un privilegio, que es en lo que se está convirtiendo poco a poco, el derecho a huelga.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.941 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: